jueves, 2 de mayo de 2013

Primera campaña publicitaria contra la violencia de género en Arabia Saudita


Bajo el lema: “Algunas cosas no pueden ocultarse”. El pasado mes de abril, se lanzó la primera campaña publicitaria que advierte sobre el maltrato a la mujer en Arabia Saudita. En esta foto que protagoniza la campaña en medios impresos, se ve a una mujer con el ojo moreteado por los golpes bajo su niqab, (prenda de vestir que normalmente deben usar las mujeres de este país para cubrir sus rostros), esta campaña es un llamado de atención sobre una realidad que vive oculta bajo el manto de una sociedad extremadamente conservadora, donde el rol de la mujer está en absoluta sumisión frente al hombre.


Por:  Alejandrina Uribe-Betancourt


Estimados amigos:
En el mes de abril, dos noticias que leí de Arabia Saudita llamaron mi atención, por un lado comenté con un poco de humor y picardía, en mi blog de moda Alejandrina Style, el caso del modelo de Dubai Omar Borkan Al Gala expulsado de Arabia Saudita por ser irresistible para las mujeres http://alejandrinastyle.blogspot.com/2013/04/omar-borkan-al-gala-expulsado-de-arabia.html Lo cual dio pie a una noticia curiosa y viral en las redes sociales de todo el orbe. Pero hoy, me detengo con un poco con alegría, pero a la vez con indignación, para opinar sobre esta nueva noticia que llega del ultra conservador reino de Arabia Saudita. La primera campaña publicitaria que denuncia la violencia de género en ese país; yo siento alegría por un lado, porque el  hecho de que aparezca esta foto y que circule libremente en la prensa de ese país, es sin duda, una pequeña luz en medio del mundo oscuro y hostil que representa para las mujeres saudíes haber nacido y vivir en un país donde ellas dependen legalmente de los hombres, porque en este reino  una mujer para trabajar o estudiar debe contar con la autorización de su hombre protector (padre, hermano o esposo). Las mujeres por ejemplo tienen prohibido manejar un carro y recientemente se les autorizó a montar en bicicleta, siempre y cuando estén acompañadas por un hombre, tampoco pueden hablar con hombres que no sean miembros de sus familias. Es decir, una mujer en Arabia Saudita simplemente es como un objeto sin vida propia, porque legalmente no tiene mayores derechos y su vida está decidida por los hombres de su entorno familiar, quienes son sus tutores legales desde su nacimiento hasta su muerte. Esto me parece terrible, pero me es más indignante y triste cuando se sabe que muchos hombres abusan de su poder legal, y a causa de esto son quienes más ejercen la violencia contra las  mujeres de sus propias familias.

Si lo anterior les ha sorprendido les informo además, que Arabia Saudita tiene el poco honroso puesto 131, entre 135 países, en el Informe sobre Disparidad de Género del Foro Económico Mundial, publicado en el 2012. En tal sentido, este aviso que circuló en la prensa de Arabia Saudita a finales de abril, resulta un hecho histórico y un pequeño, pero muy significativo avance en pro de los derechos de la mujer en esta nación petrolera. 




De acuerdo al artículo que leo en el diario El País de España, de donde tomo algunos datos para poder sustentar mis opiniones acá, “desde hace años hay programas de ayuda para las mujeres”, pero  “nunca antes se había lanzado un anuncio similar en la prensa de esa nación, lo cual nos debe llevar a reflexionar sobre el impacto que debe ser en esta sociedad, tan acostumbrada a no oir la voz femenina, una foto como ésta acompañada por la frase: “Algunas cosas no pueden ser cubiertas. Luchemos juntos contra el abuso a las mujeres".



Cuando veo la situación de estas féminas en completa sumisión, sólo por haber nacido mujeres, creo que nos tocar reflexionar y a extender una voz de alerta y solidaridad por nuestras congéneres del mundo árabe, ¿acaso la culpa de esta situación está en su religión: El Islam? Podríamos preguntarnos cada vez que vemos como en nuestros países occidentales hay mujeres que por ser musulmanas cubren sus cabellos con un velo, o en casos extremos, al igual que la mujer de esta foto usan un 'niqab' que las cubre de pies a cabezas o peor aún llevan una burka que incluye una pequeña tela enrejada que tapa la apertura de sus ojos.

Yo en lo personal, no pienso que la culpa esté en el islam, religión que respeto y considero es tan válida como la mía en la búsqueda de la conexión con Dios, de hecho mi mejor amiga de Túnez es musulmana y ni siquiera usa velo, (aunque ahora ella deberá dejar su país ante la presión de los grupos de extrema que interpretan el islam de una forma tan aberrante que quieren obligar a las mujeres a usar el velo y a ocultarse bajo una burka y en ese país han proliferado toda clase de abusos, en especial los sexuales contra niñas y mujeres, y estos casos se mantienen impunes,  por cuanto el marco legal, lejos de proteger a la mujer tunesina la termina de hundir).  En tal sentido, creo honestamente que el problema no es la religión, sino las leyes creadas por los hombres que dan una interpretación terrible al rol de la mujer dentro del mundo islámico, al punto de reducirla a ser un objeto, que se puede mover de un lugar a otro, o que incluso se le puede maltratar (con castigos físicos que pueden ir desde latigazos hasta la muerte por lapidación),  y abusar de “este objeto” en múltiples formas.



Al ver tantos abusos contra las mujeres de del mundo árabe, yo termino por dar gracias a Dios de haber nacido a este lado del planeta, donde pese a que existe violencia de género, (lamentablemente no estamos libres de este mal y es necesario seguir denunciando, castigando a los agresores y crear consciencia), las mujeres tenemos más libertad para decidir nuestras vidas y hasta tenernos más cultura ciudadana e información para poder conocer nuestros derechos; y denunciar el maltrato o la violencia familiar.



Es por todo lo anterior, que la puesta en marcha de esta campaña publicitaria por parte de la Fundación Rey Khalid  bajo el lema: “Algunas cosas no pueden ser cubiertas. Luchemos juntos contra el abuso a las mujeres". Da un paso importante, para que las mujeres de este país tomen conciencia, de que el maltrato físico, emocional y sexual es un crimen y que por lo tanto ellas tienen el derecho de denunciar a los hombres que cometen contra ellas estos actos, así sean hombres de sus propias familias.



La Fundación Rey Khalid, lucha por dar a conocer esta triste realidad que tiene cifras muy altas en el reino de Arabia Saudita, las cuales se mantienen tan ocultas como las mujeres bajo las 'niqabs'. Este anuncio, es un paso importante y valiente, que merece ser apoyado y difundido, porque con esta iniciativa se busca crear mecanismos para que este problema sea conocido, y se le dé solución.

Este aviso publicitario, es el comienzo de un largo trecho por recorrer para esta fundación en pro de los derechos para las mujeres árabes, igualmente este camino debe ser transitado por la misma sociedad saudí, que debe comenzar por reconocer que la mujer no es un objeto, sino un ser humano con vida propia y como tal tiene los mismos derechos que los hombres. Esto, camino debe incluir una necesaria y justa reforma al marco legal de esta nación, que debe incluir no sólo mayor libertada a las mujeres en su toma decisiones y mayores derechos, sino también el apoyo legal para que las mujeres sean escuchadas en sus denuncias y el castigo ejemplar para quienes abusan y maltratan a las mujeres en Arabia Saudita. Pues, de nada servirá dar mayor libertad a las mujeres,  si no se impone el castigo a los hombres que abusan de ellas. 




De acuerdo a informaciones que leí en el portal de Facebook/Honte  (La Vergüenza) y otros medios de comunicación la aparición de esta campaña publicitaria que es innovadora como audaz, surgió a raíz de la muerte de la niña Lama al Ghamdi, un hecho horrible que a mi misma me impactó profundamente y que creó una verdadera conmoción y rechazo en el reino saudí. La niña, de sólo cinco años, murió a principios del 2012  tras haber ingresado en el hospital con signos de haber sido ultrajada, además tenía el cráneo roto y numerosas quemaduras. (Algo tan horrible que lamento tener que ser tan gráfica en mi blog), pero lo más triste en este hecho, que el autor de tal crimen sería el propio padre de esta inocente criatura, que para más indignación es un conocido telepredicador, que sigue preso gracias a la presión ejercida por los activistas de los derechos humanos, pues hay una provisión de la ley islámica (Sharía) que impera en Arabia Saudí, que dice: “un padre no puede ser condenado por la muerte de un hijo porque su pérdida ya es suficiente castigo”. Sin embargo, debemos preguntarnos pero ¿acaso se puede tener piedad o dejar en libertad a quien fue capaz de torturar, ultrajar sexualmente y asesinar a su propio hijo? Este caso sigue en los tribunales en espera  de la resolución del juez. Espero que haya una verdadera justicia, a la vez que me digo, con dolor e indignación: ¿tuvo que morir una niña de 5 años, para que Arabia Saudita se decidan a empezar a estudiar los casos de abuso a las mujeres y niños en ese país? Espero honestamente, que esta campaña no se detenga, que desde la eternidad y el cielo, donde un ser inocente y puro como esta niña debe hoy estar, venga una luz de justicia terrenal para que se abra un verdadero compás de justicia para las mujeres de Arabia Saudita y del mundo entero.

 Para concluir dejo unas fotos y unos comics que tomo de la Página de Facebook WWW.Facebook.com/Honte.Tnn (que es de Túnez), en esta página  a través de fotos, comentarios, post de denuncias y uno comics muy críticos y plenos de sarcasmo; advierten sobre los abusos que sufren las mujeres en países como Túnez, Arabia Saudita, Egipto, donde se quiere imponer el uso de la Burka de forma obligada (esto es más que todo en Túnez no en Arabia Saudita, debo aclarar), igual esta página en Facebook también denuncia el hecho de que monumentos que son patrimonio de la humanidad, como las Pirámides de Egipto, pueden ser destruidas por los nuevos gobiernos extremistas en materia religiosa, que ven en ellos una ofensa terrible a su religión.

Sin duda, nuestro mundo necesita más amor, justicia y tolerancia. Insisto, ninguna religión es mala, el problema es cuando bajo la excusa de una religión, las sociedades se vuelven moralistas hasta el punto, de cometer crímenes y violaciones a los derechos humanos mucho más reprochables que los pecados que estos extremistas denuncian. La Burka en si es un traje inhumano, imagine usted un momento (hombre o mujer), caminar cubierto con una gran bata negra de los pies a la cabeza y que su único contacto con el mundo exterior sea una pequeña apertura para sus ojos, para al menos ver por dónde camina verdad. Pero esa pequeña abertura de tela ni siquiera está completamente abierta, porque es incluso cubierta por una telita especie de tul semi transparente por donde usted, debe tratar de ver su entorno, por donde el llegará el oxigeno para respirar, o como muestro en una foto tomada de esta página en FB, es por donde usted en caso de tener sed, deberá hacer una maroma con un pitillo para que llegue a su boca y así puede tomar algo de agua o refresco. ¿Es esto justo? ¿Es posible que un ser humano, sólo por haber nacido de un sexo determinado deba vivir en estas condiciones?

Son las preguntas que dejo, para que cada quien las conteste, yo soy feliz de haber nacido en un país, donde puedo elegir un poco más mi vida, y mi sexo no determina si tendré derecho a estudiar, trabajar o deberé vivir bajo un manto negro. Pero, como mujer no puedo ser indiferente ante ese padecer silencioso que hay al otro lado del mundo, no puedo ignorar a quienes como yo tienen sueños, y los mismos derechos a vivir una vida en paz, respeto y dignidad.  Por eso aplaudo, esta campaña, y esas voces valientes y disidentes que exigen justicia e igualdad.
Alejandrina Uribe-Betancourt 
Una sátira para explicar qué uso pueden dar las mujeres a las bicicletas, ahora que ellas  tienen autorización para montar en  bicicleta en Arabia Saudita. 
Este comic  con el humor negro de denuncia, la chica dice a su amiga mostrando la foto de la clase donde todas tienen la burka : Acá! ésta soy yo!
Esta foto me conmovió mucho, es una niña adorable, inocente. ¿Qué edad tendrá este ángel? No creo que pase de 5 años, y ya la acostumbra a una burka de momento con el rostro descubierto, esto es vergonzoso.  Además usan a la bebé en una foto de una propaganda política Grrrrrrrrrrrrrrr ;(


La fotográfa dice a sus amigas que son turistas en Londres ---> Sonrían
Día de la mujer abajo o a lo lejos.
Dios, sin comentarios :(










Para concluir este juego de fotos, ilustra muy bien la situación de muchas mujeres en países donde a nombre de una interpretación exagerada de la religión islámica se les quiere reducir a  a ellas a su mínima expresión, y esto comienza precisamente en la imposición de un vestuario que es incómodo, sigue con el recorte de sus derechos a cosas fundamentales como la educación o la libertad de trabajar, para llegar a extremos como la violencia de género.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

♥♥♥ Algunas pinturas realizadas por Alejandrina Uribe-Betancourt